Product placement: los episodios de series que, en realidad, son anuncios

La técnica de product placement, que se traduce al castellano como “emplazamiento publicitario” o “publicidad por emplazamiento”, es una técnica publicitaria que busca introducir productos o marcas dentro de la narrativa de una ficción televisiva o cinematográfica.

Se popularizó en la década de 1980 ante el incremento de la pérdida de efecto de los tradicionales cortes publicitarios. El objetivo del product placement es hacer la publicidad mucho menos evidente para el espectador y, por consiguiente, menos ignorable y más efectiva.

Nos encontramos con dos tipos, grosso modo, de product placement: el pasivo, que supone la aparición de un producto o una marca en una escena sin que los personajes interaccionen con él; y el activo, que se da cuando los personajes interactúan con el objeto, aludiendo a la marca o no.

2012_5_14_PHOTO-66acbbb0b76e11609fe0bd9833412fc9-1336995147-16-820x420
Fotograma de la serie Modern Family con product placement de un iPad – El País. 

Por ejemplo, hablaríamos de product placement pasivo cuando un personaje camina por delante de una máquina dispensadora de Coca-Cola, y de product placement activo si el personaje menciona la máquina o compra una Coca-Cola.

Seguir leyendo “Product placement: los episodios de series que, en realidad, son anuncios”

Anuncios

La caza de brujas en la Edad Moderna: los juicios de Salem

La caza de brujas fue un proceso que se inició en la Europa Moderna hacia 1450 y que se extendió durante cerca de trescientos años afectando, de la misma manera, a los territorios  ocupados por los europeos en las zonas coloniales de América. El proceso de persecución de brujas consistía en la identificación y condena de personas afectadas por – o que realizaban prácticas relacionadas con – la brujería.

150907_r26945-690
Mapa de 1962 de la costa este de Estados Unidos, concretamente, la bahía de Massachusetts. – The New Yorker.

Encontramos antecedentes de estas prácticas en el Antiguo Egipto o en Babilonia, donde el Código de Hammurabi llamaba al “castigo de los magos”. También durante la Edad Media se condenaba cualquier práctica relativa con la brujería, pero no fue hasta la Edad Moderna cuando la persecución de brujas se convirtió en una práctica real.

Entendemos la caza de brujas como un conjunto de movimientos, independientes y particulares, que se desarrollaron simultáneamente en diferentes zonas de la Europa central. La intensidad de los procesos variaba según el área geográfica. Si la caza de brujas fue un fenómeno ampliamente extendido, hay dudas de que el origen fuera el mismo para todas las zonas en las que se practicó. De hecho, la magia y la hechicería, según Luis Rojas, “son fenómenos universales, presentes en todas las sociedades y en todas las épocas”, pero la caza de brujas moderna europea es un fenómeno determinado que surge en un caldo de cultivo particular y de manera simultánea en el viejo continente.

salem_witch.jpg
Ilustración de un juicio de brujas en Salem, EEUU – EAPS4.

Seguir leyendo “La caza de brujas en la Edad Moderna: los juicios de Salem”

La censura de ‘La Bella y La Bestia’ y la homosexualidad en el cine actual

La nueva versión de La Bella y La Bestia de Disney, protagonizada por Emma Watson, contiene una breve escena con un personaje homosexual. Este ha sido suficiente motivo para que los cines rusos censuraran la película por “propaganda gay”.

El personaje LeFou está enamorado de Gastón. Un detalle que, para el actor Josh Gad es “sutil” pero “efectivo y necesario” y que, además, significa la primera aparición de un personaje homosexual en una película de Disney, hecho que el director de la película ha caracterizado de histórico: “Es alguien que se está dando cuenta que tiene esos sentimientos. Y Josh lo convierte en algo muy sutil y delicioso. Es un precioso y exclusivo momento gay en una película Disney”.

Bella-y-la-Bestia-2017-770x513
Fotografía promocional de la película La Bella y la Bestia (2017). – Applauss

Sin embargo, desde Rusia, la inclusión de esta escena en el largometraje se ha considerado una ofensa y una violación de la “ley contra la propaganda de la homosexualidad” que el gobierno ruso aprobó en 2013. Según esta ley, no se puede dirigir a menores información alguna sobre “relaciones sexuales no tradicionales” que nieguen “los valores familiares tradicionales” u “ofendan los sentimientos religiosos”.

 

Seguir leyendo “La censura de ‘La Bella y La Bestia’ y la homosexualidad en el cine actual”