El origen y la historia del ‘flyer’

Han sobrevivido al desarrollo y auge de las nuevas tecnologías y de la inmediatez online, los flyers – también conocidos como hojas volanderas – siguen tan presentes en la vida cotidiana como lo estuvieron en el momento de su creación. Han sido utilizados para publicitar productos, servicios, espacios, en campañas políticas… incluso, durante la Segunda Guerra Mundial o la – más reciente – guerra de Afganistán, eran lanzados desde el aire para motivar o desmoralizar a los soldados del frente.

4e7e5fe9dae4663f94e7a11be2afa507
Flyer de reclutamiento estadounidense para la Segunda Guerra Mundial. Ricochet.

El elemento diferenciador de los flyers, que supuso un antes y un después en el mundo publicitario, fue la posibilidad de producirlos de manera masiva y hacerlos llegar a todos los públicos.

Encontramos su origen, precisamente, en la Segunda Guerra Mundial, cuando, como hemos visto, se lanzaban desde aviones con fines propagandísticos. Su naturaleza “voladora” les valió el nombre de flyer (del inglés fly, volar). Además, fueron a menudo utilizados para reclutar nuevos soldados, especialmente en Estados Unidos.

Fue en los años 60 cuando el flyer se consolidó como un elemento esencial en el mundo publicitario. El flyer abarataba la publicidad. Las empresas, que en muchas ocasiones no contaban con los medios necesarios para imprimir pósteres grandes de manera masiva, se servían de este formato de octavilla para hacer llegar mensaje a un público mayor con un bajo coste. Los flyers se decoraban con colores llamativos y contenían mensajes breves y fáciles de comprender, lo que aseguraba su éxito inmediato.

En sus primeros años, el flyer se utilizó para la promoción de bandas de rock en Gran Bretaña. Estos flyers destacaban por las imágenes psicodélicas que utilizaban para dar a conocer bandas como The Rolling Stones, Pink Floyd o The Doors.

collage
Flyers musicales de conciertos de Pink Floyd (1971), The Doors (1967) y The Rolling Stones (1967). Gig posters.

 

En la actualidad, pese al auge de los nuevos medios de comunicación, el flyer sigue jugando un papel fundamental en el mundo publicitario. En concreto, en el ámbito de la publicidad que tiene más relación con la “publicidad de masas” y no publicidad personalizada o individual que busca impactar en un público concreto.

Sus principales beneficios son el mensaje simple y fácil de comprender, el colorido y la facilidad de producción y distribución con bajos costes.

Sin embargo, los flyers también presentan una serie de inconvenientes que se han hecho más apreciables con las nuevas técnicas publicitarias de la última década: la tasa de respuesta es baja, la distribución masiva (no segmenta el mercado)…

Lejos de abandonar la publicidad por flyers, la nueva tendencia de las empresas y compañías publicitarias es favorecer la segmentación de mercados mediante los flyers: personalizándolos y entregándolos a segmentos del mercado concretos a los que van destinadas las campañas publicitarias.


Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s